THE JOURNEY 2016

Durante éstos últimos años he transitado por varios temas de introspección que me han llevado poco a poco a experimentar otra apreciación de la realidad. Mi trabajo siempre ha sido un medio de meditación a través del cual reflexiono sobre el mundo y mi experiencia humana en él. Carl Gustav Jung contemplaba que el inconsciente colectivo evolucionó por selección natural al igual que el instinto de supervivencia lo hizo. Los arquetipos expresan los instintos en un sentido biológico pero también entienden el lado espiritual. La insistencia de controlar a la sociedad bajo alguna creencia científica o religiosa a dejado al espíritu en un lugar extraño. Pienso que el elemento espiritual es la raíz primordial de nuestra existencia. 

Nuestra conciencia vibra con un espectro de frecuencias y, por consiguiente accede desde el holograma un espectro de arquetipos experienciales. Cada persona tiene un espectro vibratorio único, aunque diferentes individuos pueden compartir ciertas frecuencias. La afirmación de que "la conciencia crea la realidad" venía para mi con una serie de preguntas sin respuesta. Me preguntaba si esto de adquirir consciencia quería decir que nosotros, como individuos y a nivel colectivo como raza humana ¿podríamos crear la realidad que deseáramos para atraer ciertas experiencias y manifestar un cierto estilo de vida? ¿Me preguntaba si esto sucedía al instante solo con desearlo o si habría que seguir alguna especie de iniciación a ello? 

The Journey comienza aquí, pero con preguntas más simples, tales como ¿Porqué estoy aqui? ¿Estaré experimentando una vida con sentido, aprendiendo algo? El mundo interior y el mundo exterior se vuelven uno cuando conectamos el mundo material con el espiritual. Cuando pensamos menos y sentimos mas. Cuando nos rendimos al flujo natural de las cosas.  Este serie esta basada en este viaje espiritual. "Cada organismo vivo en mis pinturas es parte de mi, he evolucionado a través de ellos y ellos se han transformado lentamente en imágenes vivientes adaptándose a mi mente y sobreviviendo en mis pinturas como híbridos de mi mundo interior. Estas composiciones son el resultado de una psique autómata pura, en ausencia de todo control dominado por la razón y fuera de toda preocupación estética, moral o conceptual".  

Esta integración me permite reconocer la realidad como una proyección de mí misma. De esta manera mi imaginación fluye libremente en otro reino, expandiéndose, convirtiéndose uno con el universo. De alguna manera estas nuevas piezas abren portales a través de los cuales puedo explorar en mi subconsciente. The Journey se ha convertido en el viaje mas increíble e interesante de mi vida y tengo razones para creer que no necesitamos alcanzar nada más allá de nosotros mismos. "Toda mi vida he seleccionado recuerdos en cápsulas suspendidas en mi memoria. Mis pinturas son las imágenes interiores, la realidad superior de mis sueños, la obra desinteresada de mis pensamientos y el lugar sagrado en mi mente donde puedo meditar y descansar de mi consciencia."

 

Valerie Campos, Mayo 2016

Derechos Reservados © valeriecampos.com